“I believe that in the formation of every writer there is an unknown university that guides his or her steps and which, evidently, has no fixed location; it’s a mobile university, but common to everyone.”
—Roberto Bolaño, La Universidad Desconocida

Una nueva fábrica del consenso de chomsky.

De la mano de la fábrica del consenso de chomsky llega: necesitamos dar nacimiento y generar nuevos contenidos sociales porque la tecnología – supercomputadoras, supertelefonos y 3D printings, etc –  empezaron a aburrir.
Las noticias sobre el futuro tecnológico se apodera de todos los medios gráficos y televisivos como una arbitrariedad moldeada y republicada una y otra vez.
Acompañado de Silicon valley y sus exageraciones sobre las nuevas tecnologías artificiales y como ese futuro está detrás de nuestras narices, el determinismo y desarrollo de estas nuevas tecnologías como algo que está sucediendo en todos lados parece no necesitar ninguna explicación.
Si bien, mi posición está lejos de desmerecer el arduo trabajo de compañías como google – en otras – me parece arbitrario cómo el uso de sus propias herramientas (social media) nos hagan creer que esas son las modalidades mundiales, eso es “lo que está pasando ahora en todo el mundo”
Sillicon Valley como síntesis de google, facebook y las empresas tecnológicas recoge su propia información para guiar sus negocios e informarnos (a nosotros) la opinión pública, las nuevas tendencias. Nuevas tendencias fundadas por ellos “la gran mayoría” que nos cuentan a nosotros, la sociedad, cómo se están impregnando en nuestras vidas.
El problema que presenta este tipo de continuas noticias abusivas es que dejan poco espacio a la ley de los grandes cambios, aquellos cambios que sí necesitan atención, aquellos que valen la pena hacerlos tendencia, aquellos que por alguna razón de manipulación infundada no tienen la aprobación suficiente por parte de las grandes corporaciones.
Que una noticia sobre el lanzamiento de nuevas aplicaciones de teléfonos esté por sobre una noticia del premio que entregó la ONU a 17 proyectos sobre el calentamiento global marca sin dudas la concepción superficial en la que estamos sumergidos. Dejamos todos nuestros valores al alcance de la queja de cómo nos estamos autoconsumiendo y abasteciendo de lo material pero, cada vez mas seguido me pregunto qué pasaría si una agencia de publicidad tuviera la oportunidad de tener como marca una ONG. Esa oportunidad se vería desperdiciada por prejuicios, ya que las agencias de publicidad pareciera que sólo pueden publicitar marcas que producen bienes materiales? Fomentar “el consumo” de organismos como ONG’s serían una nueva oportunidad de impulsar nuevas tendencias sociales de producción “moral” y quizás, y a mi entender, sería una gran oportunidad social.

Verano

Hoy me desperté sabiendo que el calor finalmente había llegado a Buenos Aires. Los 27 grados indicaban que el día sería soleado y caluroso. Sabía que la hora había llegado. Estaban guardadas desde hacía casi 1 año, y como hace 3 años volverían a su naturaleza. Ellas representan el sentido de caminar. Ellas son la avenida de mis pensamientos. Con ellas fluye el sentido directo de mis percepciones, ideas y contradicciones. Con ellas, las respuestas de las leyes se harán responsables de mis actos y con ellas el verano traerá las respuestas que el diálogo de caminar se rehusará a negar

photo(2)